Publicado en Modelismo Naval

Las réplicas modernas de barcos históricos

Son muchos los barcos que han hecho historia, protagonistas de grandes hazañas y de extraños misterios. Es normal que actualmente queramos volver a ver estos barcos, pasear por su cubierta y navegar en ellos. Por suerte, son muchos los barcos que se han reconstruido y han llegado a nuestros días, para el deleite de todos los amantes de la historia naval.

Hoy hemos recogido 4 de los barcos más míticos que podemos visitar y admirar de nuevo.

Hermione Lafayette

hermione

Ya hemos hablado alguna vez en este blog del mítico navío Hermione Lafayette, un barco célebre por el viaje que realizó desde Francia a Estados Unidos a manos del marqués de Lafayette.

Hace unos años comenzó la reconstrucción de esta hermosa fragata de la mano de un pequeño grupo de entusiastas que soñaba con volver a ver navegando este navío de leyenda. La idea era que el barco repitiera el viaje que le hizo tan famoso en el s.XVIII, desde Francia a Estados Unidos.

Fue el año pasado, en 2015, cuando finalmente vieron cumplido su sueño. La fragata volvió a navegar y cruzó el océano Atlántico hasta su destino en Virginia, Estados Unidos. Fue un viaje único en que los amantes de la historia y de la navegación podían visitar el barco en sus diferentes escalas y seguir su itinerario en directo.

Tienes toda la información acerca de este viaje en la web oficial.

Si te gusta este barco tanto como a nosotros, puedes tener en tus manos la maqueta a escala en madera y tener tu propia reconstrucción en el salón de tu casa.

US Constellation

constellation

El primero de los Constellation fue construido en Baltimore en 1797. Tuvo una larga vida al servicio de la US Navy donde despeñó diversas funciones y  fue capitaneada por los más aclamados capitanes de su época. Navegó hasta el año 1853, cuando fue finalmente desmontado en Norfolk, Reino Unido.

Este caso no se trata exactamente de una reconstrucción del original, ya que, tras su desguace en 1853, vinieron otros dos Constellation más, cada uno incorporando tecnologías más avanzadas que el anterior.

Actualmente, el USS Constellation es el digno heredero de su antepasado. Construido en 1960 en Nueva York, lleva más de 50 años al servicio de la marina estadounidense.

Si quieres saber más sobre la historia de este magnífico barco, en esta página tienes toda la información.

También puedes construir tu propia maqueta en madera de este clásico.

constellation_interna
Imagen del primer US Constellation a la izquierda y del USS Constellation a la derecha.

Cutty Sark Tea Clipper

cutty-sark

Construido en 1869 en Dumbarton (Escocia), el Cutty Sark llegó a convertirse en el clipper más rápido del s.XIX. Aunque su velocidad fue finalmente superada por la de los barcos a vapor, el Cutty sark siguió navegando hasta 1954 destinado principalmente al transporte del té, año en el que se detuvo en Greenwich para convertirse en un barco museo.

En 2007 sufrió un fuerte incendio que destruyó casi por completo el barco. No obstante, los Royal Museum de Greenwich se afanaron en su completa reconstrucción. Actualmente está abierto al público y se puede visitar e incluso tomar un típico té en su cubierta.

Por aquí te dejamos la maqueta en madera del último clipper de la historia.

portada-cutty-sark
Imagen del primer US Constellation a la izquierda y del USS Constellation a la derecha.

 

San Juan Nepomuceno

nepomuceno

El San Juan Nepomuceno fue un navío de línea de 74 cañones de la Armada Española construido en 1765. Entre sus más célebres hazañas, destaca su participación en la batalla de Trafalgar, ya que fue uno de los últimos barcos en rendirse a los ingleses.

Finalmente el galeón fue capturado y expuesto en Gibraltar hasta 1818, año en que fue dado de baja por la armada inglesa y vendido para su desguace. Actualmente podemos disfrutar de una fidedigna réplica en la Fundación del Museo Naval en Madrid.

Descubre aquí la maqueta en madera a escala 1/90 de este magnífico navío español.

Publicado en Historia Naval y de la Aviación, Modelismo Naval

Balleneros de la Historia: Moby Dick

Los barcos y buques balleneros han sido utilizados para la pesca de ballenas desde el siglo XVII hasta los años 20. Eran pequeñas embarcaciones utilizadas por colonos y nativos americanos.

La caza de ballenas se remonta al año 1644 cuando los colonos comenzaron en Long Island a cazar ballenas a lo largo de la costa en botes pequeños y planos. Estos botes tenían la misma forma en proa y en popa. Cuando avistaban la ballena por medio de una vela izada sobre un mástil abatible, se acercaban al animal, lanzaban los arpones, arriaban la vela, plegaban el mástil y se dejaban arrastrar por la ballena.

Caza de ballenas. Barcos balleneros.

A principios del s. XVIII, la caza de ballenas se empezó a complicar, por lo que modificaron las embarcaciones pasando de tener sólo un mástil a tener dos y poder buscar así ballenas más lejos en alta mar. Así comenzó la pesca de ballenas en las aguas profundas del Océano Atlántico. En 1740 la ballenera era una industria creciente y fuerte, ya que de estos animales se obtenía aceite para maquinaria, sebo para alumbrar, además de sustentar la industria secundaria de construcción de barcos y fabricación de velas.

En su momento de auge, la flota ballenera americana llegó a sumar trescientas sesenta naves que salían de quince puertos diferentes repartidos entre Nueva Inglaterra y Nueva York, dedicándose cerca de 10.000 personas al sector.

Dos años más tarde, se descubrió petróleo en Pennsylvania por lo que el aceite de ballena ya no era necesario para el alumbre ya que la lámpara empezó a funcionar con electricidad. Tras esta situación, numerosos barcos balleneros fueron destruidos y muchos fueron perdidos en las expediciones de caza de ballenas del Polo Norte que transcurrieron en el 1870.

Moby Dick: la historia.

Además de su alto valor histórico, la pesca de ballenas tiene una importante tradición literaria cuya referencia más notable fue la novela “Moby Dick” de Herman Melville publicada en 1851, que narra la historia de cómo el buque ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab quien se dedicará a perseguir de forma obsesiva a una gran ballena blanca.

También ha saltado recientemente a la gran pantalla otra historia ballenera, sobre el barco Essex, también de Gran Bretaña, que tendrá que enfrentarse a una criatura inimaginable en una aventura que podrás disfrutar viendo en la película “En el corazón del mar”.

En Artesanía Latina queremos que rememores esta emblemática historia construyendo tu propia lancha ballenera.

La maqueta de barco en madera: Providence.

La ballenera de Nueva Inglaterra Providence fue la lancha ballenera por excelencia del s. XIX. Su modelo a escala 1/25 reconstruye pieza a pieza este mítico barco con tan alto nivel de detalle que te hará sentirte como el capitán Ahab a la caza de Moby Dick.

Maqueta de barco en madera: Providence. Ref.: 19018.
Maqueta de barco en madera: Providence. Ref.: 19018.

Su sistema de construcción mediante falsa quilla hace que el montaje sea lo más parecido a la realidad. Con la ayuda de nuestra guía de montaje, podrás construir esta fantástica réplica de uno de los balleneros más míticos de la historia.

Detalle de la maqueta. piezas de tablero cortado por láser de alta precisión, maderas nobles, latón, fundición y tejido.
Detalle de la maqueta. piezas de tablero cortado por láser de alta precisión, maderas nobles, latón, fundición y tejido.

¡Construye tu propia lancha ballenera y siéntete dentro de la aventura de Moby Dick!

Publicado en Historia Naval y de la Aviación, Modelismo Naval

La historia del modelismo naval

El modelismo se entiende como la creación artesanal de prototipos o representaciones en pequeño tamaño de objetos a lo largo de la historia. En sus inicios, la principal función de esta actividad consistía en actuar como modelo para una posterior construcción industrial y servir como molde.

Es tan antiguo este arte que los primeros modelos encontrados se remontan a la tumba del Tutankhamon y a la embarcación de plata de Ur aparecida en Caldea 3.000 años a. C.

Reproducción de barco. Caldea, año 3.000 a.C.
Reproducción de barco. Caldea, año 3.000 a.C.

Como vemos, la utilización de estas reproducciones para temas relacionados con el mar viene de muchos años atrás. La reproducción de barcos a escala era desarrollada por modelistas navales artesanos y artistas especialistas en este tipo de actividades.

En el ámbito religioso se dice que se construían obedeciendo al cumplimiento de promesas de navegantes y hombres de mar que habían superado situaciones de peligro. A menudo estos barcos eran construidos a bordo para posteriormente ser colgados de los techos de iglesias y ermitas, como se puede observar en numerosas localidades de Guipúzcoa.

Maqueta de la ermita de Izaskun en Guipúzcoa.
Maqueta de la ermita de Izaskun en Guipúzcoa.

Los modelos navales a escala han sido también utilizados hasta hace poco para la construcción de barcos. Servían como planos y guías para la mejora del proyecto y se fabricaban completos, en secciones o fragmentos. Hoy en día, aún algunos astilleros siguen realizando reproducciones a escala que sirven como obsequio para el armador.

Hacia principios del siglo XVII en Inglaterra y posteriormente en Francia era obligatorio presentar la maqueta naval antes de la construcción de un navío. A mediados del siglo XVIII en España se implantó una ley similar en la que se obligaba a presentar un prototipo del proyecto que sirviera como base, antes de comenzar con la construcción. A continuación se detallarían los planos confeccionados para la construcción de series de buques como fue el caso de los “Ildefonsinos”. Así, nace en España lo que hoy denominamos como modelismo de construcción, arsenal o astillero.

Más adelante, en 1853 se establece en España una Real Orden que obligaba al arsenal o a la casa constructora a realizar un modelo o un fragmento del modelo de los buques que se encargase para la Armada. Cada una de estas maquetas era llevada al Museo Naval de Madrid, constituyéndose el núcleo de sus colecciones y siendo un referente como museo naval a nivel mundial.

Así comenzó el arte de la construcción de barcos a escala que en la actualidad conocemos como hobby de miles de aficionados, que gracias a la fabricación de una inmensa variedad de kits con diferentes niveles de dificultad permite a todo el que se lo proponga convertirse en un experimentado modelista, pudiendo coleccionar los diferentes modelos de construcción naval y experimentar lo que se siente al crear maquetas de navíos que han protagonizado las hazañas más relevantes de la historia.

Y tú, ¿ya te has adentrado en el arte del modelismo?

Publicado en Modelismo Naval

Una celebridad de la competición: el Jolie Brise

Este célebre cutter francés Jolie Brise fue construido en Le Havre en 1913 por Albert Paumelle Yard y diseñado por Alexandre de París. Sus inicios fueron como piloto de barco, etapa que duró poco ya que la sustitución de la vela por los barcos de vapor lo convirtió en un barco de pesca.

Pese a su corto recorrido, el Jolie Brise es reconocido como un barco legendario tras obtener una reputada fama. En 1925 fue ganador de la primera regata oceánica de larga distancia en el Reino Unido “Fastnet Race” organizada por George Martin, miembro fundador de la Ocean Racing Club y dueño entonces del Jolie Brise. A partir de entonces, participó en las siguientes tres carreras entre 1925 y 1930, ganando dos de ellas, lo que le mantiene a día de hoy como el único barco que ha ganado tres carreras Fastnet, este elegante cutter podía navegar a 9-10 nudos.

jolie-brise-navegando

Al año siguiente navegó por primera vez el océano Atlántico y compitió en la carrera de las Bermudas, donde tuvo lugar su mayor hazaña, ya que salvó a todos los miembros de la tripulación de la goleta Adriana, que se incendió durante la carrera en el año 1932.

En 1934, en manos del estadounidense Stanley Mortimer, el famoso cutter se quedó en aguas mediterráneas por un tiempo hasta que la guerra era inminente y tuvo que volver a Southampton, requisada por la Marina Real que la mantuvo escondida durante la guerra en una litera de barro en Shoreham.

En 1945, tras abortar un viaje a Nueva Zelanda fue comprada por un consorcio portugués liderado por Luis Lobato. En el puerto de Lisboa fue rehabilitado y permaneció durante 30 años. Tras estos años, en 1975, la situación política en Portugal era insostenible y gracias a que el Royal Ocean Yacht Club invitó a Luis Lobato a participar en el quincuagésimo aniversario de la Fastnet Race, el Jolie Brise pudo navegar hasta Inglaterra y atracar en el puerto de Londres.

En 1977, este precioso barco tuvo una segunda oportunidad ya que se convirtió en un barco de entrenamiento de vela, comprado por la Asociación Internacional de Artesanía de Vela y el Museo de Ciencia arrendado por la Escuela de Vela del Club de Dauntsey.

El Jolie Brise siempre será recordado como un excelente cutter competidor de carreras de velas altas, en las que consiguió tiempos memorables. La fortaleza de la construcción de esta celebridad ha hecho que aún se mantenga a flote en Inglaterra.

Maqueta de barco en madera: Jolie Brise

Construye este legendario y competitivo barco de vela y rememora sus grandes éxitos en carreras de vela y su supervivencia tras una cambiante y larga vida.

Maqueta de barco en madera: Jolie Brise. Ref.: 22180.
Maqueta de barco en madera: Jolie Brise. Ref.: 22180.

La maqueta realizada en madera a escala 1/50 reproduce a la perfección los detalles de este célebre cutter y su construcción mediante falsa quilla y cuadernas acerca el montaje a la fortaleza del barco original. Además, el modelo comprende piezas de tablero cortado por láser de alta precisión, maderas nobles, latón, fundición y tejido.

Te invitamos a construir un precioso barco de vela de origen francés que es reconocido por su fortaleza, rapidez y elegancia.

Publicado en Historia Naval y de la Aviación, Modelismo Naval

Carabela Santa María: la historia de la nave que dirigió el descubrimiento de América

La carabela Santa María es conocida por haber sido una de las tres carabelas que acompañaron a Cristóbal Colón en su primer viaje al descubrimiento del Nuevo Mundo en 1492.

Ésta fue la nao que Cristóbal Colón asignó como capitana de la expedición que partió del Puerto de Palos el 3 de agosto de 1492, seguida por la Pinta y la Niña. La Santa María fue la única carabela que no regresó del viaje, quedando encallada en la costa noroeste de la República Dominicana.

La controversia que siempre ha perseguido al Santa María es si, tal y como dice la tradición, es una carabela o si, como afirman los expertos en náutica, este barco era una nao. Además, para referirse a este barco se usaban los nombres de La Capitana o La Nao, lo que confirma las dudas existentes respecto a la tipología de este barco.

Su lugar de construcción también es, a día de hoy, un enigma. Unas teorías dicen que fue en Galicia, mientras que otros atribuyen su construcción a Colindres (Cantabria) y algunos al Puerto de Santa María. La versión que parece más fidedigna es que fue construida en los astilleros de Colindres en Santander y propiedad de Juan de la Cosa.

Esta nao podía llevar hasta 51 toneladas de carga y transportar una tripulación de 39 hombres. Contaba con tres mástiles, en los que llevaba velas cuadradas de color blanco y en el mayor de los palos se extendía una cruz roja en el centro de la vela. Contaba con 23 metros de eslora y 2 de calado.

Pese a la mala fortuna que la hizo embarrancar, acabó formando parte del primer asentamiento europeo en América: el “Fuerte Navidad”.

Construcción de La Navidad en un grabado realizado para edición de 1851 de Gaspar y Roig de la obra Vida y viajes de Cristóbal Colón.
Construcción de La Navidad en un grabado realizado para edición de 1851 de Gaspar y Roig de la obra Vida y viajes de Cristóbal Colón.

Maqueta en madera: La Santa María

Construye la réplica de la nao capitana de la expedición que realizó este histórico descubrimiento. A  escala 1/65, el sistema de ensamblaje mediante falsa quilla y cuadernas acerca su diseño al del navío real. Con todo lujo de detalles en madera, latón, fundición y tejido, te parecerá que tienes delante la propia nave de Cristóbal Colón.

Maqueta de barco en madera: Carabela Santa María. Ref.: 22411
Maqueta de barco en madera: Carabela Santa María. Ref.: 22411

Revive las hazañas de este famoso barco que protagonizó junto a la Niña y la Pinta del viaje que descubrió América.

Cuéntanos tu opinión, ¿la Santa María era una nao o una carabela?

Publicado en Modelismo Naval

HMS Endeavour, un símbolo de la exploración científica del siglo XVIII

Hoy queremos recordar las hazañas del histórico barco HMS Endeavour, perteneciente a la Marina Real Británica del siglo XVIII y capitaneado por el famoso James Cook.

Éste es un barco carbonero que fue construido en Inglaterra en 1764 y pasó en 1768 a convertirse en el barco elegido por James Cook para realizar su primera expedición al Mar del Sur. La finalidad de este viaje era observar el eclipse que se produciría en Venus y que sería esencial para calcular la distancia de la Tierra al Sol.

El HMS Endeavour fue elegido para esta importante misión debido a sus características de buque de carga pesada que lo adecuaban para una larga travesía. Las bodegas donde solía albergar hasta 600 toneladas de carbón pasaron a albergar los víveres y el material científico.

El 26 de agosto de 1768 salió de Plymouth (Inglaterra) rumbo al archipiélago de Madeira donde harían escala hasta cruzar el Pacífico y fondear en Tahití, donde permanecieron tres meses realizando observaciones astronómicas y catalogando animales y plantas. Posteriormente pusieron rumbo a Nueva Zelanda convirtiéndose en el primer europeo en alcanzar la costa Este australiana. Finalmente, el 12 de julio de 1771 llegaron a Inglaterra con nuevas mediciones astronómicas, importantes colecciones de plantas, vegetales y frutas exóticas y avanzada cartografía.

Imagen original de dictionaryofsydney.org.
Imagen original de dictionaryofsydney.org.

El barco.

El Endeavour contaba con 32 metros de eslora, pesaba 397 toneladas, tenía 897 metros de velamen con tres palos y velas cuadradas. Aunque se trataba de un buque lento y pesado fue perfecto para la expedición encomendada por su capacidad de carga y su maniobralidad que le permitió navegar por estuarios y desembocaduras consiguiendo una cartografía excelente de Australia y Nueva Zelanda.

Tras dar la vuelta al mundo y completar con gran éxito su travesía al Mar del Sur, el buque fue vendido y su nombre se cambió a “Lord Sandwich”. Pasó a ser un importante transporte de tropas a norteamérica durante la Guerra de la Independencia hundiéndose finalmente en agosto de 1778 junto a 12 barcos en el puerto de Newport en Rhode Island.

La maqueta en madera: revive uno de los avances más importantes de la astronomía.

La maqueta en madera del HMS Endeavour a escala 1/60 está construida mediante un sistema de falsa quilla y cuadernas. Formado por piezas de tablero cortado por láser de alta precisión, maderas nobles, latón, función y tejido, constituye una fiel réplica del navío original.

Maqueta de barco en madera: HMS Endeavour. Ref.: 22516
Maqueta de barco en madera: HMS Endeavour. Ref.: 22516

El kit de montaje viene con una completa guía de montaje paso a paso junto con los planos a escala real del modelo finalizado.

¿Te atreves a montar esta magnífica maqueta?

Publicado en Modelismo Naval

Barcos históricos: Viking

Los Vikingos formaron parte del periodo histórico que abarca desde el año 700 hasta el 1100 d.C. en Escandinavia. Durante esta época estos guerreros y comerciantes escandinavos, atacaron y exploraron la mayor parte de Europa, del sudoeste de Asia, de África del norte y de Norteamérica nororiental. Los vikingos fueron unos marineros muy competentes, expertos en el manejo tanto por tierra firme como por mar.

La gran eficacia de sus ataques dio a los vikingos la fama de saqueadores y piratas, dejando de lado otros aspectos de su cultura. Pero los vikingos fueron excepcionales no sólo en sus ataques. Muchos de sus descubrimientos quedaron ocultos y prácticamente nadie ha oído hablar de ellos. Por ejemplo, poca gente sabe que fueron capaces de desarrollar mapas tan exactos que sólo tienen un error de entre el 2 y el 4% respecto a los mapas actuales. También diseñaron brújulas solares de alta precisión, así como los primeros telescopios de la historia.

Los barcos vikingos

Para sus extensas expediciones contaban con largos barcos que les daban cierta ventaja táctica en las batallas. Así, podían desempeñar “ataques relámpago” en los que sorprendían al objetivo con un ataque rápido e inesperado, del que huían antes de que el contrario pudiera contratacarles.

Son dos las embarcaciones que han pasado a la historia naval por su fuerza y construcción. Los knarr eran embarcaciones comerciales, barcos más anchos y con un calado mayor que permitían largos viajes con amplios cargamentos. Los drakkar eran los barcos de guerra por excelencia. Se trataba de barcos con un ancho y calado menor, de manera que eran capaces de navegar por aguas profundas, remontar ríos y alcanzar zonas alejadas de la costa. Con remos situados en toda la longitud del casco, llegaban a alcanzar velocidades de hasta 15 nudos.

Drakkar en el Tapiz de Bayeux.

Estos barcos eran construidos sin usar cuadernas, ya que se empleaba el método de casco trincado, que consistía en superponer planchas de madera y tapando las juntas con musgo impregnado con brea. El timón, también fuera de lo común, estaba situado a estribor y en sus orígenes no contaban con quilla. Un poco más adelante se acabó incluyendo esta pieza para conseguir mayor estabilidad durante la navegación.

«Drakkar» es un antiguo término islandés que significa dragón. La mayoría de estas embarcaciones estaban decoradas con una cabeza de dragón en el mascarón de proa, ya que se creía que protegían a los guerreros que se embarcaban en ellas.

La gran aventura Vikinga de Artesanía Latina

Desde Artesanía Latina hemos querido conmemorar esta excepcional época de marineros históricos lanzando nuestra réplica del tradicional barco guerrero vikingo.

Descubre nuestra réplica de uno de los barcos más famosos de Gokstad del siglo X, tripulada por remeros y propulsada por velas. Con el barco Viking revivirás las hazañas de estos valientes guerreros.

Maqueta de barco en madera: Viking. Ref.: 19001-N

Para nosotros esta maqueta tiene una especial importancia, ya que fue la primera en abrir nuestra aclamada serie de iniciación en 1995. Hoy, 20 años después, relanzamos el modelo con un diseño completamente nuevo y mejorado. Tanto para modelistas con una cierta experiencia, como para aquellas personas que se quieran iniciar en el modelismo naval, esta maqueta es perfecta por su precisión y facilidad de construcción.

Viene acompañada de unas extensas instrucciones en DVD, con imágenes paso a paso del modelo y videotutoriales donde te enseñamos todos los trucos para que tu maqueta quede perfecta.

¿Quieres saber más sobre el Viking? Haz clic aquí y descubre mucho más sobre esta maravillosa maqueta.

Publicado en Modelismo Naval

Hermione La Fayette, un barco de leyenda

En 1780 un joven Marqués de La Fayette se embarcaba a escondidas del Rey de Francia en un navío de la Marina Francesa rumbo a Estados Unidos. Allí se ganó la confianza de George Washington, luchó en la Guerra de la Independencia y se convirtió en un héroe nacional.

¿Quién era el Marqués de La Fayette?

Marie Joseph Paul Yves Roch Gilbert Motier, marqués de La Fayette (1757, Auvernia – 1834, París) fue uno de los militares y políticos franceses más destacados de su época. Destacó por su férrea defensa de la Democracia y la Libertad a lo largo de toda su carrera.

Lafayette como teniente general, en 1791. Retrato de Joseph-Désiré Court
Lafayette como teniente general, en 1791. Retrato de Joseph-Désiré Court

Su hazaña más conocida fue su intervención en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Partió a América sin el consentimiento del por entonces Rey de Francia, Luis XVI. Allí se ganó la confianza y la amistad de George Washington y luchó a su lado a favor de los insurrectos norteamericanos.

La intervención de La Fayette fue decisiva en el desenlace del conflicto y en Estados Unidos se le recuerda como un héroe y un amigo de la Libertad. A su vuelta a Francia continuó su carrera militar y política, destacando siempre como una de las personalidades más importantes de su época.

El navío

Con más de 65 metros de largo, 1.200 toneladas de peso y 1.500 m2 de velas repartidos en tres palos, el Hermione fue construido según los planos del ingeniero Chevillard l’Ainé en el año 1778. Fue en el arsenal de Rochefort donde se dio forma a esta mítica fragata.

Pronto se convirtió en uno de los navíos más aclamados de su época, por su fuerza y su belleza. En 1780 el marqués de La Fayette embarcó a escondidas en el navío y partió rumbo a América. Después de éste fueron muchos los viajes que realizaron juntos el barco y su capitán.

El Hermione estuvo a servicio de la Marina Francesa hasta el año 1973 cuando sufrió un accidente en costas francesas y acabó siendo destrozada por las fuertes mareas.

5.Hermione-La-Fayette

En 1997 comenzó un proyecto de reconstrucción de la mítica fragata para conmemorar la hazaña que llevara a cabo en la Guerra de la Independencia y volver a realizar el viaje que un día hiciera el célebre La Fayette. El viaje, programado para el 2015, ya ha tenido lugar, pero el barco aún sigue navegando para el deleite de todos sus admiradores. Si quieres saber más sobre este proyecto, haz clic aquí.

La maqueta en madera: una leyenda en miniatura

Construye la réplica de este mítico barco del s. XVIII, símbolo de la Democracia y la Libertad.

Maqueta de barco en madera: Hermione La Fayette. Ref.: 22517
Maqueta de barco en madera: Hermione La Fayette. Ref.: 22517

A escala 1/89, la maqueta en madera del Hermione Lafayette está formada por piezas de tablero precortado por láser, maderas de alta calidad y piezas de latón y fundición. Con todos los detalles para que te conviertas durante su construcción en Chevillard l’Ainé, incluye velas cortadas y cosidas a mano.

El kit viene con unas completas instrucciones de montaje donde podrás seguir la construcción de tu maqueta paso a paso. Una vez finalizado el modelo tiene 750 mm de largo, 596 mm de alto y 290 mm de ancho.

¿Quieres más información sobre esta maqueta? Déjanos un comentario o pregunta a nuestro equipo de modelistas.

Publicado en Modelismo Naval

¡Visita nuestra exposición de modelismo naval!

Imagínate un paisaje verde, rodeado por montañas, donde la contaminación y el estrés de la ciudad no son más que una leyenda urbana. Ahora imagínate que en un sitio así te encuentras con una exposición de modelismo naval, con los barcos más impresionantes de la historia reproducidos a escala todos juntos en una misma sala. ¿Te gustaría?

Pues un sitio muy parecido al que te acabas de imaginar te espera en Lamadrid, Cantabria. Allí, en una de las sedes oficiales de Artesanía Latina, tenemos un espacio muy especial destinado completamente al modelismo en madera. En él podrás ver de primera mano nuestras maquetas más míticas, construidas y pintadas por nuestros modelistas.

Además, podrás hacer un tour por nuestras instalaciones y conversar con modelistas expertos sobre tu hobby favorito.

Barrio Las Arenas, 25 | 39593, Lamadrid - Valdáliga (Cantabria) ESPAÑA
Barrio Las Arenas, 25 | 39593, Lamadrid – Valdáliga (Cantabria) ESPAÑA

Por si fuera poco, esta exposición se encuentra situada en un enclave único, entre la Sierra del Escudo de Cabuérniga y el mar Cantábrico. Lamadrid es una aldea del municipio de Valdáliga, perfecta para visitar por los amantes del norte y la montaña. En las cercanías se pueden visitar la Ría de La Rabia y el parque natural de Oyambre, que posee una de las vistas más bellas de todo el litoral cantábrico, con los Picos de Europa como fondo.

Parque Natural de Oyambre | Foto de www.cantabriarural.com
Parque Natural de Oyambre | Foto de www.cantabriarural.com

Para los que prefieren las visitas de interior, la zona cuenta con un gran número de palacios y otros edificios de interés. En Lamadrid podrás visitar el palacio de Losvía (s. XVIII), el templo parroquial (s. XVII) y la ermita de Santa Marina.

Y por si no te crees lo que te contamos, puedes hacer un pequeño tour virtual de nuestras instalaciones y la zona en Google Maps haciendo clic en este enlace.

Muy pronto abriremos nuestra exposición al público y os traeremos muchas sorpresas y novedades.

 

Publicado en Modelismo Naval

NAVÍOS DE LÍNEA

Navío de línea se le llamaba a todo aquel buque que pudiera combatir un mínimo de potencia dentro de una línea de combate. Apareció a finales del siglo XVI, en Inglaterra, como evolución de los buques existentes, como el galeón, ante los avances de la artillería naval y las mejoras técnicas en los buques de vela. Su nombre se debe a una nueva formación de combate de las escuadras navales, en la que los navíos se alineaban para formar un muro de artillería que pudiera disparar simultáneamente.

Era un tipo de buque de guerra de tres palos con aparejo de velas cuadras y de dos a tres cubiertas artilladas. No todos los navíos se podían considerar de línea, una de las condiciones necesarias era que tuviera más de 64 cañones, aunque en numerosos combates de la Real Armada navíos de 50 y 60 cañones formaban línea acompañando a los navíos mayores.

También estaban los navíos de 1 puente, fragatas que disponían de entre 20 y 40 cañones y su uso era sobretodo de escolta o para perseguir piratas, ya que al ser más ligeros eran mucho más rápidos y manejables.

Fue a finales del XVIII cuando se dejaron de construir navíos de 64 cañones ya que perdieron la batalla contra los de 74 cañones.

Los navíos de 74 cañones eran los más populares en su época estando presentes en la mayoría de las flotas por su gran maniobralidad y la potencia de fuego que podía llegar a alcanzar.

Un ejemplo de ellos es el San Juan Nepomuceno:

SAN JUAN DE NEPOMUCENO
SAN JUAN DE NEPOMUCENO

Tras estos hermosos y potentes navíos de 2 puentes les seguían los de 80 cañones que, a pesar de ser también de dos puentes, su potencia de fuego y dimensiones le hacían parecer un navío de tres puentes rebajados a dos cubiertas.

Pero, sin lugar a dudas, el rey de la línea de combate era el navío de tres puentes, éstos eran buques que estaban armados desde los 90 cañones hasta los 118, conocidos como “meregildos”. No eran tan frecuentes pero eran muy poderosos.

Encontramos con estas características a los siguientes navíos:

H.M.S. VICTORY
H.M.S. VICTORY
NAVIO SANTA ANA
NAVIO SANTA ANA

 

La excepción venía dada por la excepcional figura del Santísima Trinidad, fue construido inicialmente con 3 puentes  pero se le añadió una cuarta fila para llegar a los 140 cañones con los que llegó a la batalla de Trafalgar, escapándose así de cualquier clasificación.

Los navíos de línea de los siglos XVII y XVIII son barcos con mucha historia y con unos diseños que no dejan indiferentes a nadie. Elige el que más te guste en la tienda de Artesanía Latina y ¡comienza a disfrutar construyendo una de estas reliquias!

¿Te has atrevido ya a construir alguno de estos navíos? ¿Con cuál te quedas? ¡Cuéntanos tu experiencia!